1. ¿Sabían que es imposible suicidarse aguantando la respiración?, raro pero cierto
    2. En cada continente de la tierra existe una ciudad llamada Roma.
    3. El cadáver de Jeremy Bentham (Pensador inglés, padre del utilitarismo) está presente en todas las reuniones importantes de la Universidad de Londres.
    4. El alimento que más alergias provoca en los humanos es la leche (obvio, la leche de vaca es para que lo consuman los becerros!).
    5. Dicen que la Coca-Cola sería verde si no le añadiesen colorantes.
    6. Tenemos más huesos en los pies que en cualquier otra parte del cuerpo. Exactamente la cuarta parte de todos los huesos corporales.
    7. La ubicación de los ojos de un burro en su cabeza, le permite ver por los cuatro lados en todo momento.
    8. La lengua es diferente en cada individuo, al igual que las huellas dactilares.
    9. Las abejas matan a más gente cada año que las serpientes.
    10. Una inglesa estornudó unos 2,7 millones de veces en 2,5 años (¿será cierto?… si así lo fuera, debe ser horrible!). En cada estornudo expulsaba unos 6 litros de aire. Durante su ataque de estornudo batió un récord mundial, expulsó aire suficiente para llenar ocho globos de aire caliente.
    11. El granjero americano Charles Osborn tuvo un ataque de hipo en 1922 que continuó hasta 1990. Es decir, estuvo 68 años con hipo constante. Según las estadísticas, estiman que hizo “hip” unas 430 millones de veces y nunca encontró una cura. Estó sí que es horrible. Sus espasmos cesaron repentina y misteriosamente en febrero de 1990. Pero lo más raro es que a los pocos meses falleció.
    12. La miel es el único alimento que no se estropea. Se ha encontrado miel en las tumbas de los faraones egipcios que tras ser saboreada por los arqueólogos, fue declarada comestible (huácala).
    13. La orina de un gato brilla bajo una luz fosforescente.
    14. La Tierra es el único planeta del sistema solar que no recibe el nombre de un dios.
    15. El chicle más antiguo del mundo tiene 9.000 años.
    16. La reina británica Isabel I se veía a si misma como un dechado de virtudes en cuanto a la limpieza. Declaraba bañarse una vez cada tres meses tanto si lo necesitaba como si no.
    17. Los búhos son las únicas aves capaces de ver el color azul.

via Dogguie