Excelente video de publicidad, en el cual se busca hacer conciencia de lo fragil que es la vida y el exceso de velocidad de los conductores, el video contiene una increíble animación donde se ve como un niño de cristal se desmorona en astillas al ser atropellado por un automóvil que no logra frenar, definitivamente el video logra comunicar la idea principal de la publicidad.

El video fue dirigido por: Roni Kleiner

Enlace: Behance