El escultor inglés Chris Gilmour optó por imitar los objetos reales de su entorno, utilizando sus cajas de cartón vacías, las adapta para la construcción de réplicas muy detalladas de objetos reales que van desde un taza de té hasta un piano.

Todas las piezas de cartón están esculpidas y pegadas unas con otras a la perfección, tanto que nos hace creer que podemos utilizarlos como cualquier objeto. Todos y cada uno de los objetos están increíblemente detallados y eso les da un toque realista.

Me encanta el tipo de arte que nos ofrece Chris, la verdad vale la pena apreciarlo y es por eso que le scomparto algunas imágenes….

Enlace: beautiful/decay