Reddish Studio en conjunto con Oded Friedland han decidido convertir los corchos de las botellas; bastan una patitas, ojos y narices con agujas para que se conviertan en  animales.

Podrás formar desde monos, pájaros, ciervos, osos, etc. Me encanta la idea de reciclar los corchos, además los papás pasarán unas horas de  diversión con sus hijos. Les dejo algunas imágenes para que los vean…

Enlace: No me toques las Helvéticas