El estudio canadiense lg2boutique re-diseñó la imagen corporativa y el packaging de la marca Boris Ice Tea. 

Cada envase refleja la personalidad única de las bebidas de esta nueva familia de té helado con alcohol. La primera bebida es de limón, esta es la remembranza de un excéntrico personaje de Inglaterra con un aspecto básico inspirado por el té.

La segunda bebida es de durazno, destaca el lado femenino y cuenta con una mujer con finos mechones que nos recuerdan la vulnerabilidad de la fruta. Cada packaging está hecho con una paleta de colores flourescentes basados en los atributos de dichas frutas.

Este té con alcohol es un nicho nuevo en el mercado canadiense, es por eso que se espera mucho de él. Les comparto las imágenes de la identidad y el packaging…..

Enlace: design boom