Macaca_nigra_selfie

Hace unas semanas les comentamos sobre el pleito legal que había entre el fotógrafo David Slater y Wikimedia Commons quienes peleaban por los derechos de autor de una selfie que un mono se tomo accidentalmente con la cámara de David Slater, este último le exigía a Wikipedia una indemnización por derechos de autor ya que alegaba que el era quien tenia los derechos de autor porque  aunque era un autorretrato tomado por el propio mono, él fue el responsable de que la fotografía se tomara y publicase

Bueno pues la justicia de los Estados Unidos entrego su fallo a esta demanda en favor, de nadie, determinando que la fotografía carece de derechos de autor ya que la foto la tomo el mono y no el fotógrafo, con esto la justicia de los Estados Unidos sienta un precedente que todos deberíamos tomar en cuenta pues con esto asegura que los derechos de autor de una fotografía son de quien la toma y no del dueño de la cámara, esto seguramente abrira una polemica mayor entre las editoriales y los fotógrafos profesionales que trabajan para estas, ya que las casas editoriales suelen adueñarse de los derechos de autor de las fotos que estos toman.

La oficina de los Estados Unidos realizó un compendio de los casos susceptibles a ser registrados en un documento de mil 222 páginas. En él se menciona que el fotógrafo David Slater no podrá reclamar como propia una fotografía tomada por un animal, y que a su vez, no es posible darle el derecho de autor al mono.

Por su parte la Oficina de derechos de autor de Estados Unidos, ha dictaminado que “la fotografía tomada por un mono” no tiene protección de la propiedad intelectual y por lo tanto no puede ser registrada. “La Oficina no registrará trabajos producidos por la naturaleza, los animales o las plantas. Del mismo modo, la Oficina no puede registrar una obra supuestamente creada por los seres divinos o sobrenaturales”, se puede leer en el documento.

Pero Slater no se quedara con los brazos cruzados e intentara registrar la fotografía bajo la ley británica, ya que puede reclamar su propiedad intelectual.