La inspiración llega en el momento menos esperado y una vez que llega todo es valido para crear excelentes trabajos llenos de creatividad e inspiración, esto mismo es lo que le paso e hizo el artista Brasileño Rafael Mantesso quien hizo un pequeño pero interesante proyecto de fotografía e ilustración usando lo que tenia a mano, entre ello a su propia mascota, un perro Bull Terrier llamado Jimmy Choo quien se convirtió en el protagonistas de una sesión fotográfica acompañada de hilarantes ilustraciones.

El mismo artista en entrevista con Mashable dijo que esta sesión fue realizada en su propia casa, la cual quedo vacía y llena de paredes blancas después de su divorcio y de que su mujer se llevo todos los muebles de su casa, quedando únicamente con su amada mascota, un perro Bull Terrier el cual fue un sueño desde pequeño.