Chris Eckert ha creado una máquina para hacer tatuajes.

Auto ink es una escultura de tres ejes con control numérico, una vez que el interruptor principal se activa, al operador se le asigna una religión y un símbolo correspondiente se tatua en el brazo de la persona.

El operador no tiene contro sobre el símbolo asignado. Se le asigna al azar o por intervención divina, en función de sus creencias personales. Les dejo un video para que vean e que consiste…

 Enlace: Feel Desain