El famoso cubo de Rubik ha inspirado a varios diseñadores para crear objetos nuevos, este es el caso del diseñador industrial Brasileño, Eric Pautz que inventó una lámpara en base a este divertido y entretenido juguete.

La lámpara está compuesta por 26 pequeños cubos, cuyas piezas se enclavan entre si. La rotación de cada cara del cubo principal permite la disposición de hasta cuarenta y tres trillones de combinaciones diferentes, cada uno proporcionando una iluminación diferente.

Este increíble gadget permite crear diferentes patrones de color y al mismo tiempo puedes crear una iluminación caleidoscópica, al no dejar las filas principales paralelas entre sí.

El prototipo está pensado en blanco y en los colores típicos del cubo de Rubik.

Enlace: Isopixel