Como es bien sabido nosotros los diseñadores tenemos que pasar largas horas en frente de nuestro ordenador, sino es porque no hay inspiración y nuestras ideas no fluyen, es por el simple hecho de que a nuestro cliente no le parece la propuesta y le hace miles de cambios. A fin de cuentas todo esto lo hacemos por amor a nuestra carrera y para compartir  el conocimiento que tenemos (aunque no siempre nos lo permitan).

Les comparto el video en el que podrán sentirse identificados y una vez más recordarán que diseñan por pasión…

Enlace: Ponyblog