Kyle James Dunn transforma el metal en esculturas delicadas de encaje. La pieza titulada The Sun Never Sets fue hecha de acero, tiene unos meticulosos cortes que le dan la idea de ser un delicado y elegante encaje pintado.

La escultura tiene forma de vehículo antiguo y a simple vista se ve lisa y brillante, pero la realidad es que luce muy dañada cuando la ves de cerca, debido al proceso de corte que sufrió.

A continuación les dejo algunas imágenes…

Enlace: Unknown Editors